Saturday, November 10, 2007

 

Aumento de turismo en Galápagos

Aumento de turismo en Galápagos
Herbert Frei Pérez

Las islas Galápagos son el principal destino del ecoturismo internacional que llega a nuestro país y por las cuales también se generan visitas al Oriente y la Sierra.

Se le causa un gran daño al sector turístico del Ecuador y al desarrollo del ecoturismo en Galápagos con declaraciones hechas por parte de ciertos líderes de opinión pública, funcionarios y ONG, que califican el aumento de turistas como principal causante de la introducción de especies, basura, inmigración ilegal y degradación, que acabaría con las islas. Estas exageraciones confunden a la opinión pública y a los gobiernos. Estas nacen por prejuicios y por falta de conocimiento sobre esta actividad y la compleja problemática de Galápagos.

No es justo culpar al turismo por los problemas que la Unesco identificó con amenazas de declarar a Galápagos Patrimonio en peligro, sino a los gobiernos anteriores por su falta de atención, acción, inversión, visión y el manoseo político.

Las estadísticas de ingreso al Parque están muy infladas, ya que no separa a los turistas que visitan el Parque de los de familiares de colonos, técnicos, comerciantes, funcionarios, que vienen solo a las áreas pobladas (apenas 2% del Archipiélago) y que no tocan las zonas del Parque.

El sector turístico ha luchado para proteger la fauna de las islas, ha sido respetuoso con el ambiente y es considerado un modelo para otros lugares en el mundo por su excelente manejo. Los sitios de visita del Parque (menos del 1% del área terrestre) siguen, después de haber pasado millones de turistas, intactos con su fauna y limpios, salvo una moderada erosión de los senderos, y están en condiciones aceptables de impacto desde que se creó el Parque hace 50 años. (Ejemplo: Informe anual Fundación Natura 2000-1. Pag. 72).

No confundamos al ecoturismo con el “turismo masivo” de Salinas. Olvidamos que los daños graves se originaron hace más de 100 años cuando los balleneros mataron por miles a las tortugas, lobos marinos y ballenas hasta su casi total extinción. Esa era la forma de aprovechar estos recursos, ya que no existía el ecoturismo que solo toma fotos. Lo mismo está pasando hoy con las langostas, pepinos y tiburones, ya que no se ha dado ningún nuevo permiso turístico en más de 15 años como alternativa, pero sí más de 300 nuevos permiso de pesca.

Los colonos introdujeron chivos, chanchos, vacas, gatos, perros y plantas para uso doméstico que destruyen el ecosistema. Si no hubiera sido por el ingreso de la actividad turística, por sus impuestos que financian al Parque y a los municipios, no quedaría nada, porque ya se lo hubiera terminado de talar, extraer, aletear, congelar y exportar.

El ecoturismo no es extractivo y se tiene que cuidar este “capital natural” para prosperar. Lo que hay que hacer ahora es controlar la inmigración ilegal, la introducción de especies que vienen en los barcos logísticos e incorporar más a la población local y al sector pesquero al ecoturismo para que estos no se vean obligados a recurrir a actividades dañinas e ilegales para subsistir y para que tengan un interés económico para apoyar la conservación, promoviendo un nuevo modelo de ecoturismo con base local, al otorgar controladamente nuevos permisos de turismo diario, abrir otros sitios de visita, mejorar la infraestructura de transporte y alojamiento, dar capacitación y crédito, promover energías alternativas y mejorar la disposición de desechos.

“Sin ecoturismo no hay conservación y sin conservación no hay ecoturismo. La gente cuida solo aquello que ama y lo que le da de comer”.

*Empresario turístico



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?